¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

In vino veritas

En Catalia, descubrimos para ti los placeres del vino.

 

 

In vino veritas, decían los clásicos. En el vino, la verdad.

Toda la verdad, y sobre todas, la verdad del placer.

Los caminos que conducen al buen vino son camino de placer, y a veces, cuando caminamos hacia otros placeres, nos gusta acompañarnos del vino. Hagamos memoria de los mejores momentos, de las mejores compañías. De lo mejor. No queremos que nos falte un buen vino.

Y no hay placer que no mejore con el aprendizaje. Ninguno. Desde el amor a la comida, mientras más sepamos, más disfrutaremos de los placeres.

Pero para aprender hay que dejarse guiar de la mano del que sabe, y quiere, enseñarnos. Los maestros del placer.

Los enólogos son a la vez alquimistas y maestros del placer del vino. Los alquimistas que saben crear para ti el buen vino, y los maestros que te enseñan a disfrutarlo, a apreciar todos los matices que te  brinda.

La alquimia es su ciencia y sólo a ellos interesa. Pero el placer no. El placer es cosa de todos. Y la cata es la guía por la que los enólogos nos muestran los secretos que llevan a disfrutar del buen vino, de su mezcla con otros sabores en la boca, de todas sus muchas posibilidades.